domingo, 2 de enero de 2011

La Milagrosa: ¿cura para la diabetes o fraude?

Recientemente han estado promocionando por televisión un remedio herbolario dirigido a los diabéticos llamado "La Milagrosa". En el comercial aparece un señor, de nombre Ramiro Díaz Valadez, explicando cómo este producto resuelve el problema de la diabetes.

Supuestamente La Milagrosa cura completamente la diabetes al reactivar el páncreas en 90% de los enfermos tratados. El remedio está formulado con plantas mexicanas y su composición es parte de la sabiduría ancestral de los Mayas. El señor Ramiro mantiene la composición en secreto pues no quiere que vaya a caer en manos de empresarios o los "comerciantes de la salud". Al final advierte a los diabéticos que no se dejen engañar por charlatanes y piratas.



En sí, este comercial de La Milagrosa deja más dudas de las que aclara. Pero eso no debería ser problema, pues tienen un sitio web donde pueden explicar de qué se trata esta maravillosa maravilla.

http://www.remediolamilagrosa.com/

Ahí encuentra uno fotos de las cápsulas, un dibujo maya y unos choros mareadores de relleno. Pero por ninguna parte muestran evidencia científica de que La Milagrosa funcione como dicen. Vamos, ni un solo laboratorio serio, ni una universidad o instituto de investigación avala lo que dicen.

Uno de los textos dice:

"Nuestro descubrimiento es una real alternativa contra el azúcar en la sangre, cuyos resultados benéficos han sido comprobados por miles de diabéticos de México y Estados Unidos de Norteamérica, los cuales han puesto remedio a tan terrible enfermedad."
¿Miles de diabéticos y no tienen ni un solo ensayo clínico para respaldar el milagro? Esto es muy sospechoso y huele a fraude.


"La ciudad de Guadalajara, Jalisco, México, es cuna y pionera de la comercialización de "La Milagrosa", donde su descubridor, Ramiro Díaz Valadéz, se encuentra consagrado a la investigación de remedios tradicionales alternativos, [...]"
No se ve la investigación del señor Ramiro por ningún lado, esto es un negocio que consiste en vender promesas sin sustento.


Por último, deseamos comunicarle a nuestros visitantes, que nuestro remedio herbolario "La Milagrosa" padece de una plaga de piratas que usan nuestra marca y presentación, vendiendo basura en lugar de nuestro remedio, cuyos componentes son un secreto no develado aún, pues protegemos la fórmula ante la inmoralidad y el saqueo de nuestra riqueza botánica.
Eso demuestra que cualquiera puede hacer cápsulas rellenas de yerba (¿o será caca de vaca?), meterlas en un frasco y venderlas. ¿No será eso lo que hace el señor Ramiro? Después de todo ¿para qué tanto secreto? Si realmente quiere proteger la fórmula, la debería patentar.

Lo más alarmante del caso es el texto donde explican los efectos secundarios de ingerir las cápsulas de La Milagrosa.

"Algunas reacciones observadas ante el consumo de "La Milagrosa" en cápsulas: Tenemos documentado que algunas personas experimentan diarreas copiosas y notables dentro de los primeros 30 días de consumo, siendo recomendable dejar que fluya hasta 3 días y de continuar dicha diarrea debe acudirse al antidiarréico de confianza."
La recomendación de no tratar la diarrea durante tres días es irresponsable, esto puede conducir a un estado grave de deshidratación. Con razón después de usar La Milagrosa, la diabetes es el menor de tus problemas, tu preocupación ahora es que puedes cagarte hasta la muerte.

"Se habla de sudores especiales y aumento de glucosa en casos muy contados dentro de los primeros 20 días de uso de nuestro remedio herbolario."
¿Sudores especiales como los de una infección? ¿Y cómo está eso de que aumenta la glucosa, cuando debería provocar lo contrario? Las capsulitas, entonces, son más peligrosas de lo que parecen.

Algo que salta a la vista, es que La Milagrosa cumple con varias de las características de un producto charlatán:
  1. Se anuncia como 100% natural (la venenosa cicuta también es totalmente natural).
  2. Promete curar una enfermedad que la medicina todavía no puede.
  3. No tiene respaldo científico, solo testimonios de presuntos usuarios.
  4. El contenido y su funcionamiento son secretos.
  5. Fue descubierto hace muchos años por alguna civilización antiquísima.
Hay que tener mucho cuidado con este tipo de pseudo remedios. A los fabricantes lo único que les interesa es vender tanto como sea posible, aún a costa de la salud de sus clientes. Ellos no pensarán dos veces en desplumarte de tu dinero así sea con un purgante disfrazado de milagro.

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Creo que sería pertinente que dieras paso atrás con tu afán calumniador. Yo he tomado las pastillas, seguí mi tratamiento al pie de la letra (tomé las recomendaciones de Ramiro como suprimir las carnes rojas y de Cerdo, no consumir leche de vaca, no pan dulce, harinas ni azúcares refinados, no refrescos gaseosos ni con mucho colorante, no enlatados, embutidos o salmueras y por último, bajar significativamente el consumo de sal, etc.) y MILAGROSAMENTE, puesto que el producto se llama: La Milagrosa, me he curado. Fui a ver al médico para saber en que estado me encontraba y después de varios análisis médicos (un chequeo general), me encontré con la agradable sorpresa de que mi páncreas esta regenerado, funciona excelentemente y hoy no tengo más diábetes. Si bien, en la página no encuentras mayor argumento que contenga alguna base científica es porque todo mundo podría producir este medicamento, que sinceramente ha salvado la vida de muchos diabéticos. Tengo a bien mencionar esto, puesto que él protege su derecho como autor, yo creo que usted haria lo mismo.

    Le ruego retire este anuncio que lo único que hace es difamar la reputación de una buena persona y si tiene los suficientes tamaños, pues de su nombre y muestre su rostro, ya que está haciendo que mucha gente no lo compre cuando realmente funciona, a mi me curó y doy testimonio de ello y si gustas podría escanear los comentarios del médico al respecto, para que tu mismo te convenzas de que en esto no hay fraude ni trucos como mencionas en todo este post o escrito, que lo único que hace es calumniar a alguien que la única intención que tiene es la de salvar vidas, acosta de un producto herbolario (plantas medicinales), conocimiento milenario por nuestra cultura (Maya, Olmeca, Mexica, Totonaca, etc.) las cuales antecedieron a lo que hoy conocemos como México.

    Si no retiras este anuncio calumniador y farzante de tu parte, veré la forma de cancelar tu cuenta de cualquier servidor, esto si es una amenaza o como lo quieras tomar, yo no me escondere como tu bajo un pseudónimo o una falsa fotografía.

    ¿Cómo podría hacer esto? Pues muy sencillo, soy programador y desarrollador web, que para calumniar, enfermar a la sociedad con tanta basura alopática y obedecer a alguien que nunca nos daría la salud diciendo que nunca te vas a curar, ya tenemos bastante.

    Carlos Valencia.
    36 años
    Originario de Guadalajara, Jalisco
    Correo Electrónico: carl909@hotmail.com

    Esos son mis datos, no pongo más por seguridad. A quien sea que quiera, puedo responder con mi testimonio y con los análisis médicos que me realicé en el hospital, lo cual he corroborado yo mismo con otros médicos, tanto alópatas, así como médicos Holointegrativos, los cuales me parecen más atinados en su forma de curar.

    Estoy a sus órdenes para lo que gusten.

    ResponderEliminar
  3. Carlos:
    Tu testimonio no sirve de nada. Si el producto realmente funciona se debe probar con ensayos clínicos no con anécdotas personales. Quiero ciencia y no cuentos infantiles.

    El argumento de que no revelan la fórmula para evitar que otros produzcan el medicamento, es falaz y no coincide con lo que hacen todas las farmacéuticas del mundo: PATENTAR. De esa manera evitan plagios, ganan dinero y hay transparencia en su producto.

    Mentira que el señor Ramiro tenga la única intención de salvar vidas. Si así fuera, regalaría la fórmula a la humanidad. Pero no es así, tiene otros intere$e$.

    Llamar charlatán al charlatán no es difamar, es describir. Me da gusto que la gente no esté cayendo en ese fraude llamado La Milagrosa. Tal vez usted no esté enterado, pero los productos milagro están prohibidos en este país. Hace unos meses la COFEPRIS publicó una lista con decenas de productos que no sirven para nada. En esa purga de basura se les pasó "La Milagrosa", pero en este momento les escribo para que tomen cartas en el asunto y decomisen esa caca de vaca en cápsulas.

    No voy a retirar este post, hasta que me envíen evidencia científica de que este producto funciona. No tiene que ser un artículo en Nature o Science, con que logren publicar en la revista del IMSS basta.

    Así que en lugar de amenazar ¡pónganse a trabajar!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Le invito a la reflexión y que nos diga si trabaja como usted dice, en alguna empresa farmacéutica trasnacional, de esta forma el Sr. Ramiro no podría competir contra ustedes; pero diré algo más, toda esa basura que usted escribe tampoco tiene un sustento científico ni ha probado lo contrario, el día que lo haga y demuestre que éstas cápsulas llamadas: “La Milagrosa” no tienen sustento, ese día las dejo de vender, porque al curarme yo, le pedí a esta persona que me permitiera vender su producto y las personas que la han tomado, las cuales ya son cientos, en sus testimonios encuentro lo mismo que describí en mi pasado post, se ha curado y viven una vida normal.

    Para terminar quiero decir lo siguiente:
    Si es diabético, no consuma alimentos o productos que puedan poner en riesgo su vida, así como lo dije anteriormente, no consumir de preferencia los siguientes alimentos y productos: Suprimir las Carnes Rojas y de Cerdo, no consumir Leche de Vaca, no consumir Pan Dulce, Harinas ni Azúcares Refinados, no tomar Refrescos Gaseosos ni con mucho Colorante, no consumir Enlatados, Embutidos o Salmueras y por último, bajar significativamente el consumo de sal, entre otras cosas.

    Por último le invito a que usted mismo demuestre que todo lo que ha dicho es verdad, no se puede decir o hablar de tal cosa sin tener muestra en mano. Pondré un ejemplo breve, si usted va a enjuiciar a alguien ante un tribunal, sea el que sea, tiene que demostrar con pruebas fehacientes de que el acusado es culpable, de lo contrario el que se va a la cárcel es usted por difamarlo. Así de fácil es, y creo que en este caso sería lo mismo, si usted tiene pruebas científicas de que el producto no sirve, tiene que demostrarlo antes de denostar una situación o a una persona.

    Que pase buena tarde y lo invito a que usted se ponga a trabajar en bienestar de este lastimado país.

    ResponderEliminar
  6. Mire Don Neto:

    Esa basura que escribe me encojona como no tiene una idea. Trataré de explicar un poco, aunque no me gusta dar explicaciones a quien no tiene los suficientes tamaños para publicar su nombre ni siquiera. Uno, trabajo como diseñador gráfico, desarrollo web, programación y multimedia. Dos, dedico parte de mi día a atender a personas de la tercera edad para ayudarlos a resolver sus diferentes problemáticas, en específico a personas que fueran a trabajar a los Estados Unidos de América a mediados del siglo pasado y quienes por sólo contar con sus brazos para trabajar, se les denominó “Braceros” y por lo cual, no les cobró un solo centavo.

    Al leer su respuesta me siento indignado porque mencione que podría escanear los estudios médicos que me realizarán en un hospital de buena reputación y que le podría hacer llegar con todo gusto si así usted lo decide, pruebas irrefutables de que el producto no es “caca de vaca” como lo menciona en su contestación. Por otra parte, yo creo que el Sr. Ramiro Díaz no debería de preocuparse de descerebrados como usted, que lo único que intentan es desviar la atención de muchas personas que podrían curarse con un remedio natural.

    Sinceramente le digo esto, porque si usted se cree poseedor del remedio, podríamos confirmar que ha de trabajar para una farmacéutica trasnacional y tiene tantos deseos de probar que no funciona, a esto se le llama competencia desleal. Más bien creo que podría comenzar por hacer sus propios estudios científicos para probar lo contrario, de esa manera hasta yo me quedaría en silencio, pero más charlatán me pareces usted por ni siquiera mostrar su nombre real y no dar la cara a quienes podríamos enjuiciarlo por calumniar a una persona que ni siquiera conoce.

    Ahora bien, si usted cree que por decir toda esta basura a la gente, la misma dejará de comprar este maravilloso medicamento, pues se equivocó, porque lo único que logró es despertar la curiosidad de las personas para usarlo libremente como en el caso mío, que le aseguro, me hubiera arrepentido tanto de no hacerlo, ya que me curé del diabetes y ahora hago una vida normal y más sana.

    Por el pseudónimo con el que se representa usted “Don Neto”, hasta parecería uno de esos narcotraficantes o sicarios que tanto le han hecho daño a la sociedad mexicana.

    ResponderEliminar
  7. Le pediré que no borré mis comentarios, para que la gente lea otras cosas diferentes a las que usted ha escrito y si tiene tanta valentía, lo reto a demostrar que "La Milagrosa" no funciona, pero tiene que ser científicamente, así como usted lo ha pedido.

    Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  8. Carlos:

    Hay dos dichos relevantes al respecto que dicen:

    "A quien afirma, incumbe la prueba"
    y
    "Afirmaciones extraordinarias requieren evidencia extraordinaria"

    El Sr Ramiro es quien afirma que su producto funciona, es él quien debe mostrar las pruebas. Además no está afirmando cualquier cosa, sino la cura de la diabetes: ¡una enfermedad que la ciencia actual no ha podido curar! Así que sus pruebas deben ser también extraordinarias, no valen testimonios personales, ni fotocopias de una receta hecha por el Dr. Simi.

    Se necesita evidencia científica: pruebas de laboratorio con tejidos in vitro, pruebas con animales y finalmente ensayos clínicos con enfermos de diabetes. No trabajo en una empresa farmacéutica, pero sé que para estas pruebas se requieren varios kilos de "la milagrosa".

    Lo que no comprendo es ¿cómo quieres que empiece mis propios estudios, si la composición de La Milagrosa, es un secreto? ¿sugieres que le compre a Ramiro kilos de la Milagrosa para demostrarle que es un charlatán? Para él sería buen negocio, para mi no.

    Entiendo que te molestes, al final de cuentas vendes este producto. Y a nadie le gusta que le digan que vende caca de vaca en capsulitas carísimas. Aquí me retiro con otro dicho: La verdad no peca, pero incomoda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo con Carlos Valencia. En los Estados Unidos, la FDA controla todo producto farmaceutico u producto que no contenga etiqueta de su contenido. Ellos protegen la medicina convencional porque, es un negocio y todo aquello que amenace estos programas inculcados en la mente de la perzona, los botan del mercado u no mencionar que curan. Todo producto que mencione que cura, es rechasado del mercado porque es una amenaza a la farmaceutica, es una amenaza al mercado comercial de sus productos convecionales que no curan, y con muchos efectos secundarios que afectan otros organos.

    ResponderEliminar
  10. En mexico abemos muchos que padecemos de esta enfermedad pero una cosa si seria bueno que ustedes tanto como el señor ramiro se presentara ante las autiridades y registrara su producto o diera pruebas de que la milagrosa en realidad funsiona para que asi lodejende atacar pienso que seria lo mejor porque en este debate el señor no aparece para nada

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...